29 Mayo 2015

¡Ni una menos! Otra marcha llena de bronca, lucha y movilización

11 de Mayo de 2015: Chiara Páez, adolescente de 14 años oriunda de Santa Fe, es hallada muerta y enterrada en el patio de su casa, víctima de violencia patriarcal efectuada por su novio. Estaba embarazada. Inmediatamente, ONG vinculadas a la violencia de género comienzan a organizar una marcha en repudio a los femicidios ocurridos en Argentina, convocada para el próximo 3 de Junio; la misma se viraliza bajo el título de “¡Ni una menos!”. Tras esto, la consigna se vuelve sorprendentemente masiva, siendo acogida por diferentes sectores y personas de nuestro país: instituciones, sindicatos, universidades, personalidades del espectáculo, políticos/as, etc. Pero, ¿qué significa NI UNA MENOS; y por qué esperamos tanto para salir a gritar?

#NI UNA MENOS es la expresión social que se ha extendido en nuestro país a partir de los últimos casos de femicidio, para expresarnos en contra de la violencia hacia las mujeres, y sobre todo, en contra de las que terminan con su vida. Aunque, lamentablemente, es una consigna que ha perdido el contenido necesario para que se transforme en bandera de lucha política y popular. De hecho, resulta lamentable que una problemática sistematizada como las violencias hacia las mujeres y los femicidios sean consignas “apoyadas” por funcionarios patronales como Aníbal Fernández, asesinos y represores como Berni, personalidades mediáticas que fomentan el machismo -como Marcelo Tinelli-, entre tantos más que resultan garantes de estas desigualdades sociales y de estas formas de opresión.

Desde la Juventud Insurgente, este 3 de Junio te invitamos a colmar las calles de nuestro país llevando como bandera “¡Ni una menos!”, pero también a seguir luchando para que esta consigna garantice resultados de verdad. Porque sabemos que no se trata de un caso aislado, y que muere 1 mujer cada 30 horas víctima de violencia machista en este sistema patriarcal. Porque creemos que el femicidio es la forma más trágica de las violencias de género que afectan a las mujeres, y porque sabemos que también queda mucho por visualizar. Por eso, acompañanos a seguir exigiendo:

-Mayor presupuesto para la Ley 26.485 de Protección Integral a las Mujeres, y para la Ley 26.364 de Prevención y Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus víctimas. Porque las leyes no funcionan sin presupuesto, y EL ESTADO ES RESPONSABLE si no las financia como las debe financiar.

-Desmantelamiento de las redes de trata: la esclavitud sexual es parte de las violencias de género, y es un sistema de explotación patriarcal. NI UNA MENOS: no más desaparecidas para ser prostituidas.

-Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal, seguro y gratuito para no morir. NI UNA MENOS: no más mujeres muertas por abortar clandestinamente.

 

JUVENTUD INSURGENTE – CORRIENTE NACIONAL

Actualidad Actividades Géneros

Comentarios

Compartir