Comunicado de la Juventud Insurgente ante el asesinato de Ismael Sosa:
01 Febrero 2015

UN NUEVO CAÍDO, LOS MISMOS DE SIEMPRE

No hay recital en el que la policía no moleste a algún pibe/a. El abuso policial es moneda corriente en las requisas, en los golpes repartidos cuando termina de tocar la banda y en los peores casos, cuando se llevan una vida joven.

El rock siempre ha hecho banderas de sus caídos por la violencia policial, Walter Bulacio es el caso más icónico de ello, pero esta semana se sumó una nueva víctima: Ismael Sosa.

Ismael desapareció en los controles de la entrada del recital de la Renga, una de las bandas más solidarias con la lucha contra el gatillo fácil en todo el país, cuyo publico grita el nombre de Walter en todos los recitales. Tras cinco días de búsqueda, su cuerpo apareció flotando en un lago.

No tenemos duda alguna de que fue la policía. No tenemos dudas tampoco de que los asesinados por la policía son los mismos de siempre, pibes/as de clase trabajadora cuyos casos quedan impunes gracias a la complicidad que tienen jueces, policías y políticos de turno.
Según datos de CORREPI ya son 4.321 pibes asesinados el aparato represivo del estado argentino. Es hora de organizar nuestra bronca, de encender nuestra lucha y agitar las banderas, que los casos de violencia policial y gatillo fácil no queden impunes.

Ismael, Walter y todos los caidos por la represión policial, presentes!

Actualidad Actividades

Comentarios

Compartir