Desaparecido en democracia
18 Setiembre 2014

Y Julio López que no aparece y la realidad que nos rompe los ojos

¿Y JULIO LÓPEZ?... La pregunta hace añicos el doble discurso de los derechos humanos que nos convida el gobierno k. La respuesta que llega incomoda, nos obliga a organizarnos, a elegir un camino, a comenzar una larga marcha y vemos como todo el relato oficial se cae a pedazos.

Hace 8 años, Jorge julio López fue secuestrado por segunda vez, su declaración en el juicio había arrastrado al ex comisario torturador Miguel Etchecolatz al rincón de una celda. El albañil supo de torturas en tiempos del general Videla, el mismo fue quien relato su paso por las comisarias donde Camps y Etchecolatz hacían de verdugos, dueños y amos de todo. Las marcas que dejo la picana sobre su cuerpo no impidieron que esta vez julio pueda hablar y denunciar los asesinatos que presencio en cautiverio.

Desde la juventud Insurgente rescatamos al López que resiste la tortura sin quebrarse, sin soltar un solo nombre, al López que con orgullo y con voz entre cortada por la emoción cuenta su cooperación con la insurgencia.

Se nos hace carne el pedido del “Che” de no perder la ternura, nuestra militancia es con amor y alegría. Pero como no llenarnos de bronca, como no transpirar rabia cuando Felipe Sola salpica que López quizás podría ser “el primer desaparecido en democracia “, y Kristina con celos por la falta de protagonismo agrega que: “…hoy afortunadamente nadie puede desaparecer de ningún lado…”¿cómo tolerar tanta mentira? Una compañera escribe en su remera “Iván Torres” y todos entendemos que al silencio del gobierno se lo combate con memoria y lucha. Ezra Pound dice que “la guerra es entre la luz y las tinieblas.

Si una y otra vez no acudimos a los llamados a “moderarnos”, no es por capricho, decidimos enterarnos de cada desaparecido en democracia, de cada caso de gatillo fácil. Nos prometimos que el rojo de nuestras banderas y el libro de Lenin en la mochila siempre tienen que ir acompañado con nuestros cuerpos. Desconfiados de un capitalismo con “rostro humano” no podemos dejar que nuestra militancia se convierta en un” bello pecado juvenil” para luego dejarla atrás una vez “madurados”.

La desaparición de julio López no responde a las acciones de un “grupito suelto” que se empecina en no entender que ya no estamos en dictadura, sabemos que ninguna fuerza del estado actúa aislada, por eso hacemos responsable al gobierno nacional que mantiene intacto su aparato represivo, y exigimos: ¡APARICIÓN CON VIDA DE JULIO LÓPEZ! ¡BASTA DE GATILLO FÁCIL Y TORTURAS EN LAS COMISARIAS! 

Actualidad

Comentarios

Compartir