Frente Amadeo Sáchez Andía
01 Mayo 2017

Declaración de la Agrupación Manuel Savio y la Juventud Insurgente: Una nueva práctica política

A tres años de la conformación del espacio, nuestras organizaciones se posicionan ante decisiones orgánicas distintas frente a esta coyuntura. No obstante, la voluntad de seguir interviniendo en puntos de acuerdo seguirá estando presente. El camino por la construcción de una Educación genuinamente Pública, Laica, Gratuita y Universal que nuclee a un movimiento estudiantil activo y codo a codo con el pueblo, nos seguirá encontrando.

Desde finales del 2014 ambas organizaciones, junto a la agrupación Debate, nos encontramos transitando un camino común, que consistió en imprimir política al máximo órgano de representación estudiantil a nivel provincial: la Federación Universitaria de Cuyo (FUCuyo).
En ese año se abría la discusión de la reforma del estatuto de la FUCuyo, frente a un escenario donde la ex conducción peronista quería imponer la reforma del mismo un 23 de diciembre, sin previo debate con el estudiantado y a puertas cerradas, en un congreso de 150 militantes aproximadamente. Fue entonces que nos encontramos con posiciones comunes de cómo encarar el proceso, y asumimos la responsabilidad de buscar la mayor coincidencia entre los distintos espacios protagonistas de aquel Congreso.
Propusimos la moción de que se discutieran las formas y los tiempos en los que se planteaba reformarlo, ya que entendíamos que una reforma estatutaria debe ser un trabajo conjunto de todo el movimiento estudiantil. Afortunadamente, esta posición que sostuvimos hasta el final resultó vencedora; lo cual celebramos, ya que, habiendo ganado este tiempo, lxs estudiantes pudimos difundir el Congreso de 2015, discutir qué tipo de características tiene que sostener este proceso: que parta de las bases y que sea conclusión de un debate con lxs estudiantes, siendo la síntesis de la voluntad estudiantil. 
En el transcurso de 2015 se realizaron Asambleas por facultades por propuesta del Frente (cuya decisión no era vinculante) en aproximadamente 6 o 7 unidades académicas, y Asambleas Interfacultades, que eran las instancias más plenarias de todxs lxs estudiantes. Lo más rescatable de estas instancias fue la UNANIMIDAD en la opinión de que la elección de nuestrxs representantes debía ser directa -no ponderada- y el hecho de que pudimos asistir a la mayor expresión de organización estudiantil y de visibilización de nuestro máximo gremio provincial.

La parte final de este proceso tuvo lugar durante el año 2016: en primer término, tenía que realizarse el Congreso para poder votarse la reforma, y en segundo término, debía convocarse la renovación de autoridades por vía de elección directa. Por aquel momento Franja Morada extendía su mandato ilegítimamente dilatando la reforma y ganando tiempo de conducción. Ante esta parálisis, nuestra propuesta junto a otras organizaciones fue que la conducción quedara en manos de la Junta Representativa (Centros de Estudiantes de la Uncuyo + Centro de Estudiantes UTN regional Mza y San Rafael). El radicalismo accedió ante la presión, y bajo la condición de seguir teniendo la presidencia de dicha Junta.

Posteriormente comenzó a desarrollarse el Congreso de cara a la reforma: fueron jornadas extensas, muchas veces infructuosas para el conjunto estudiantil, que se caracterizaron por los acuerdos de las cúpulas burocráticas (Franja Morada y Peronismo) y un ninguneo al resto de las organizaciones que esperaban tener la posibilidad de intervenir con propuestas incluso superadoras de las que ya se deslizaban.

Tuvimos preponderante participación en la Comisión Redactora garantizando la elaboración final del Estatuto, cuya aprobación desembocaría en el último Congreso realizado el 25 de marzo del presente año.

De todo lo antedicho podemos extraer algunas conclusiones: como frente, siempre tuvimos la voluntad de hacer partícipes de las discusiones a todos los centros de estudiantes del Gran Mza y San Rafael. Asimismo, la experiencia nos resulta muy satisfactoria por la sensatez con que supimos manejar los desacuerdos cuando los hubo, apostando al consenso y a la profundización de las concordancias.

A tres años de la conformación del espacio, nuestras organizaciones se posicionan ante decisiones orgánicas distintas frente a esta coyuntura, por lo que hemos decidido en estas primeras elecciones directas de Federación construir nuevos marcos de alianzas. No obstante, la voluntad de seguir interviniendo en puntos de acuerdo seguirá estando presente; y queremos poner énfasis en que los términos en que concluimos el frente, son sumamente positivos y no guardan ningún recelo entre los espacios. Esto último no es casual, sino que refleja una práctica política concreta, que hoy resulta contestataria a la forma común en que estas discusiones se dan en la realidad, incluso entre organizaciones del campo popular. El camino por la construcción de una Educación genuinamente Pública, Laica, Gratuita y Universal que nuclee a un movimiento estudiantil activo y codo a codo con el pueblo, nos seguirá encontrando.

Mendoza Estudiantil

Comentarios

Compartir