Presencia policial en las Universidades
17 Abril 2017

Rechacemos la represión en las universidades con lucha y organización independiente

Estudiantes de la universidad Nacional de Jujuy denunciaron el jueves pasado un fuerte operativo de la policía provincial que terminó con la detención ilegal del presidente del centro de estudiantes de la Facultad de Ciencias Agrarias, Joaquín Quispe, junto a otro estudiante, Ignacio García.

Estudiantes de la universidad Nacional de Jujuy denunciaron el jueves pasado un fuerte operativo de la policía provincial que terminó con la detención ilegal del presidente del centro de estudiantes de la Facultad de Ciencias Agrarias, Joaquín Quispe, junto a otro estudiante, Ignacio García. Si bien posteriormente ambos fueron liberados, el accionar represivo representó una ruptura de la autonomía universitaria y una arremetida más, en un contexto donde tanto los gobiernos provinciales como el gobierno nacional ofrecen palos y detenciones ante los reclamos de los sectores populares. 

En la Universidad Nacional de Cuyo, por otro lado, el presupuesto destinado a acrecentar las empresas privadas de seguridad y llenar de cámaras las facultades es cada vez mayor, haciendo oídos sordos ante los pedidos históricos del movimiento estudiantil como el incremento de becas, el triple turno de cursado o la creación de jardines materno-paternales, entre otros. Queda en claro que el gobierno universitario prefiere poner el foco en incrementar la intervención policial, antes que resolver los problemas fundamentales de lxs estudiantes que se encuentran ante una universidad que cada vez es más elitista. 

Este caso de detenciones nos trae a la memoria los momentos más oscuros de nuestra historia, donde era moneda corriente el ingreso de la policía a las universidades y el secuestro de estudiantes y docentes por el simple hecho de organizarse o animarse a pensar en una educación disidente. Consideramos que en este contexto donde el gobierno reprime a lxs docentes que salen a la calle a pedir por un salario digno, donde cada día se suman más presxs políticos y donde se intenta instalar en la opinión pública la idea “anti piquete”, es fundamental que los y las estudiantes podamos organizarnos desde abajo, demostrando que no nos mantenemos indiferentes ante los atropellos que se cometen y que la única manera de parar la represión es construyendo una opción independiente que nos permita avanzar por nuestros derechos y acompañar a los sectores que hoy en día se encuentran resistiendo la embestida del gobierno de Cambiemos.

Hoy más que nunca seguimos poniendo el cuerpo por la construcción de una universidad popular, por un movimiento estudiantil que ante los sucesivos golpes de los de arriba oponga, con más fuerza, organización en las aulas y en las calles.

Mendoza Estudiantil

Comentarios

Compartir