Que el capitalismo y patriarcado caigan juntos
23 Noviembre 2016

Creando poder antipatriarcal en las aulas y en las calles

Algunos debates sobre feminsmo

Si partimos de la identificación del sistema patriarcal como estructura de dominación sobre las mujeres y las identidades disidentes que se alejan del polo “masculino” constituido como dominante, es fundamental ahondar en la construcción de una militancia que se haga parte de la lucha feminista y construya herramientas colectivas para enfrentar tales opresiones. Desde Juventud insurgente nos proponemos la enorme tarea de consolidar una opción estudiantil y juvenil que permita avanzar en niveles de coordinación y unidad en la lucha contra todo tipo de violencia machista, misógina, homo-lesbo-transfóbica

La universidad, ¿un espacio libre de violencia patriarcal?

Partimos del análisis que sitúa a la creación del conocimiento académico/científico en un contexto capitalista, racista y patriarcal, lo que nos permite asegurar que las concepciones dominantes van a circular en este sentido. Cuando observamos que nuestros planes de estudio están desprovistos de una perspectiva feminista o que todavía persisten docentes que defienden visiones androcéntricas (o incluso algunos de ellos son jueces defensores de femicidas u homofóbicos como en los casos de Valerio y Uliarte) nos encontramos ante un patriarcado totalmente inserto en nuestras facultades, dispuesto a accionar directamente. Lo mismo cuando se nos presenta la falta presupuestaria para la creación de jardines materno/paternales, que permitirían que muchas mujeres que son madres puedan permanecer activas en sus estudios. Es por esto, que entendemos a las instituciones educativas como escenarios de disputa permanente, disputa que debe darse cuestionando las bases mismas del conocimiento que estamos creando, apostando a la construcción de un conocimiento crítico que no se quede en la mera reflexión sino que esté dispuesto a consolidar instancias de organización y lucha. En sintonía con esto es que viajamos todos los años al Encuentro Nacional de Mujeres para reunirnos con miles de mujeres, dialogar sobre las problemáticas comunes y construir de conjunto estrategias para acabar con la violencia sistémica que nos atraviesa día a día.

Estamos convencidxs que es posible levantar un movimiento estudiantil combativo y con perspectiva feminista, que dispute los espacios gremiales y los ponga al servicio de las luchas populares, para que de una buena vez por todas, el capitalismo y el patriarcado caigan juntos.

Estudiantil Géneros Debates

Comentarios

Compartir