Ni una menos, vivas nos queremos
18 Octubre 2016

Ni una piba menos. Justicia por Lucía Perez

Ya es noticia en todo el país la violación y brutal femicidio de Lucía, una piba de 16 años que hoy nos falta, como tantas otras. Ella estudiaba en la escuela media nº3 y vivía al sur de la ciudad, una zona golpeada cada vez más por la violencia machista. Como ejemplo, una nena de 14 años violada por 5 hombres y una compañera de la UNMDP violada por Rubén Galera, hijo sano del patriarcado que ya había estado preso por lo mismo y que fue liberado por “buena conducta” gracias al juez Galarreta, cuando incluso estando detenido también había intentado abusar de una enfermera.

De los asesinos de Lucía, uno es Matías Gabriel Farías (23) y el otro Juan Pablo Offidani (41) hijo de reconocido escribano local, muy vinculado al poder y a la CNU, que se llevó valiosos compañeros y compañeras en los ‘70s.

En la mañana del sábado participamos junto con miles de marplatenses de la marcha en el barrio de Lucía, con su familia, vecinos, amigas y amigos, donde se terminó con una canción de los Redondos que, dicho por su hermano presente en la movilización, siempre le gustó a ella. Llenos de bronca y con un silencio ensordecedor resonaban las palabras del Indio: “Cuando la noche es más oscura, se viene el día en tu corazón”.  Y por la tarde frente a la municipalidad, donde se calcula que hubo más de 3000 personas, gritamos fuerte: “Ni una menos, vivas nos queremos”.

Es necesario entender que no es un caso aislado, que el machismo mata y que para las jóvenes el patriarcado tiene una misión específica. Las cifras de desaparecidas por la trata,  muertas por femicidios y abortos clandestinas están llenas de mujeres adolescente y jóvenes, hijas de la clase trabajadora. El patriarcado y el capitalismo, juntos, nos golpean de un modo particular a las pibas y pibes de las escuelas, los terciarios, los barrios y las facultades.

 Las escalofriantes cifras nos indican que matan a una mujer cada 30hs, que cada diez días la asesinada es una piba de 12 años y que la cifra que va de los 15 a los 30 años representa el 69% del total de femicidios. Disculpen las molestias pero ¡nos están matando!

Nos quieren hacer creer cada vez que prendemos la tele que las mujeres jóvenes valemos por lo que aparentamos y no por lo que somos. Nos publicitan como una cosa más que se puede usar y que se puede vender, comprar, también violar, desaparecer y matar.

Por eso nosotros tenemos que decir, que somos la voz de todas las pibas que nos faltan. Llenemos de feminismo los lugares de estudio y los barrios. Organicémonos y seamos cada vez más en las calles por todas las Lucías, para cambiar de raíz esta sociedad y para que el capitalismo y el patriarcado caigan juntos.

¿Lucía Pérez? PRESENTE, AHORA Y SIEMPRE.

Comentarios

Compartir