En memoria de Enrique Cachito Fukman
14 Julio 2016

Se fué un luchador inclaudicable

Hoy por la mañana, falleció Enrique Fukman, sobreviviente de la última dictadura cívico-militar argentina. “Cachito” -como todos lo conocían- estuvo detenido-desaparecido en la ESMA entre 1978 y 1980 por su militancia en Montoneros. En 1985 fundó, junto a otros compañeros, la Asociación de Ex Detenidos-Desaparecidos (AEDD). También referente del Encuentro Memoria Verdad y Justicia (EMVJ), fue un luchador imprescindible por los derechos humanos de ayer y de hoy. “Así como reivindicamos la lucha contra la dictadura, reivindicamos las luchas del presente. Convencidos de que si nuestros compañeros estuvieran vivos, hoy estarían en la calle junto a todos los luchadores populares”, afirmaba.

Compartimos las palabras de Ismael Jalil en memoria de Cachito.

HISTORIA DE UN GIGANTE


Había una vez un paìs en el que los dueños de todo se la vieron fulera.
El gigante, fue uno de los que puso lo que habìa que poner para hacer temblar a los hasta entonces seguros dueños de todo.
Era un paìs en el que los dueños de todo, compraban torturas, vendìan desapariciones, alquilaban la muerte.
El gigante se la bancó, apretò los labios con la potencia de sus inmejorables 18 años y no se quebró.
Los dueños de todo otra vez temblaron.
El gigante, con esa imagen de duende revolucionario, hablaba de resistencia e inventò una marcha.
Los dueños de todo entonces sacaron unas cajitas felices, en el que invitaban a depositar los sueños de los que no tenìan nada.
El, inflò su pecho y soplò tan fuerte sus verdades, que un día creciò en la Plaza de Mayo y dijo a quien quiera oìrlo:
"para los que luchan no hay mal menor"
La muerte, esa incondicional de los dueños de todo, lo maniatò y se lo llevó, lo sorprendiò diràn ellos.
Esos infelices ignoran que el gigante ya se desató.
En las barriadas, en los talleres, en las escuelas y los almacenes, en los comedores y en las ollas, en los baldíos y los amaneceres, juran que lo vieron... y que lo escucharon...
"Mi tumba no anden buscando 
porque no la encontrarán
mis manos son las que van
en otras manos tirando,
mi voz la que está gritando
mi sueño el que sigue entero
y sepan que sólo muero
si ustedes van aflojando
porque el que murió peleando
vive en cada compañero"

Hasta la Victoria Siempre Compañero Enrique Fukman, "Cachito".
Ismael Jalil

Publicaciones

Comentarios

Compartir